Soy del Cadiz CF

La crisis continúa

(1-1) Reparto de puntos con goles de Borja Lasso y Dani Güiza. Y las expulsiones del Cotán y el debutante Khalok.

 

No hay más donde rascar. Este Cádiz parece haber llegado a la recta final del campeonato sin fuelle. un equipo sin fuerza y, lo más preocupante, sin ideas para enfrentarse a un conjunto serio que ofrece algo más que el papel de convidado de piedra con el que otros vienen a Carranza. De la pelea por la primera plaza hemos pasado en pocas semanas a la pugna por la tercera plaza, sin pasar por la segunda siquiera. Y gracias. Porque si el quinto estuviera más cerca lo mismo estamos hablando de otra cosa.

El punto consiguido frente al Sevilla Atlético sirve, por lo menos, para romper la mala racha de partidos perdidos de forma consecutivas pero sigue dejando las mismas dudas. Dudas que se manifiestan en un juego deslavazado, pobre, sin alma. Un equipo en estado de depresión que no sabe si va o viene y en el que cada vez cree menos cadistas de cara a un posible ascenso.

Porque este equipo está demostrando no saber a lo que juega. En cuanto tiene delante a un conjunto bien armado y con las ideas claras del fútbol que tiene que desarrollar, el Cádiz tiene problemas. Y está vez no fue distinto.

Esta vez Claudio formó con Cifuentes, Servando y Aridane en el centro de la zaga, con Juanjo y Andrés Sánchez en los laterales. Nana y David Sánchez en la medular, Jandro y Alvaro García en bandas, Lolo Plá de enganche y Dani Güiza como ariete referencia. Los primeros minutos del encuentro fueron moviditos y equilibrados en cuanto a juego. Carlos Fernández rozó el gol de cabeza a los 6 minutos y David Sánchez de falta directa puso la réplica y Caro despejó sin problemas. Ninguno de los dos equipos gozaba del control del partido. Nadie cogía la manija del encuentro por lo que el juego se espesaba y las ocasiones brillaban por su ausencia. Mucho respeto y poco fútbol. El aburrimiento se rompió en el minuto 24 cuando Alvaro García le puso un balón de gol a Dani Güiza, que se plantó sólo ante Caro en una de las oportunidades más claras que el jerezano ha tenido en mucho tiempo. Pero al pichichi del Cádiz le van las oportunidades más complicadas ya que lanzó fuera, pegado al palo derecho de Caro. Un lujo haber desperdiciado esa ocasión ya que de haber acertado podíamos estar hablando de un desenlace distinto del partido. Pero no fue así. Hasta el final del primer tiempo sólo reseñar una oportunidad de Lolo Plá que sacó a córner la defensa. Capítulo éste, el de los córners donde el Cádiz no saca ningún rédito teniendo jugadores que van muy bien por arriba.

nana_bien

Nana fue unos de los más destacados en el Cádiz (Foto: La Voz Digital)

Tras el descanso el partido pareció descoserse. Los ataques se tornaron más veloces y el balón lo mismo rondaba el área amarilla que se paseaba por la hispalense. En eso una rápida transición sevillista acabó en un centro por banda izquierda que intentó cabecear en el primer palo Carlos Fernández y que remató con el pecho Borja Lasso. Se pidió fuera de juego de ambos e incluso mano del centrocampista hispalense. Pero el gol subió al marcador.

Se mascaba la tragedia en Carranza. Esta vez el que tenía que remontar era el Cádiz y no parecía tarea sencilla. Pero esa fue una de las pocas notas positivas del encuentro. La capacidad de reacción. Ya que sólo había pasado un par de minutos cuando Jandro controla un balón en el área pequeña, cedía a Güiza que de disparo rápido y raso, marcaba el empate.

De la zozobra al entusiasmo en un instante ya que minutos más tarde Cotán era expulsado por codazo a David Sánchez. Todo de cara para una remontada que nos dejaría en la tercera posición de la tabla. Pero filial sevillista cerraba huecos y de ahí al final se limitó a guardar su portería y a conservar el empate. Claudio volvió a dar minutos a un tal Despotovic que una vez más desaprovechó sin pena ni gloria. Khalok debutó con el Cádiz, aunque su participación fue efímera ya que duró en el campo apenas 2 minutos. Una dura entrada a Carmona provocó su expulsión y que se equilibraran las fuerzas en el campo.

Al final tablas en el marcador y un mal sabor de boca para la parroquia cadista, que ve que su equipo no da la talla cuando enfrente se le plantea una batalla seria y ordenada. Este Cádiz se atasca solo y aunque en las eliminatorias puede pasar cualquier cosa, necesitaríamos que se alinearan varios planetas y constelaciones para ver a este equipo el año que viene en Segunda División. Ojalá me equivoque.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *